19 preguntas y respuestas

Hace poco más de un mes, me escribió desde Tarragona una alumna de 2º de Bachillerato, Alba:

Estoy haciendo un trabajo muy importante, que cuenta el 40% de la nota final. El nombrado Trabajo de recerca! Mi trabajo trata sobre los cuentos populares... Si no te sabe mal, te escribo una serie de preguntas para incluirlas en el trabajo. Serán sobre los libros que has escrito, qué te llevó a dedicarte a esta actividad, etc. Éstas son las preguntas, si las puedes contestar, te lo agradecería mucho.

Y leí las preguntas que me hacía, y me hicieron reflexionar. Algunos de los temas ya los había tratado en el blog, pero otros no. La verdad es que al contestar, descubrí muchas cosas acerca de mí que desconocía porque nunca me había detenido a pensarlas... Así que me fue muy grato e interesante responderlas. Aquí las transcribo suponiendo y deseándote, Alba, que hayas sacado una buena nota (sonrisa).

1. ¿Desde cuándo quiso ser escritor?

Todos tenemos sueños, y la mayoría comienzan en la misma edad en la que estás tú ahora. Suele ser entonces cuando uno empieza a plantearse lo que desearía hacer tras finalizar los estudios. Por aquella entonces mis sueños eran dos: ser arqueólogo o escritor. La verdad es que veía más factible lo primero que lo segundo, y así es como entré en la facultad de Historia y conseguí hacer realidad el primero de ellos. Y a raíz de ahí, me atreví a soñar más todavía e ir tras algo que me parecía casi imposible de lograr, ya que no tenía ni la más remota idea de cómo funcionaba el mundo editorial ni nadie que me pudiera guiar. Aunque a ciegas, la verdad es que todo fue bastante rápido. Tuve que aprender muchísimas cosas sobre la marcha, pero desde el 2005 que me lo propuse, todos los años he ido publicando un libro tras otro según los he ido escribiendo. Aunque lo cierto es que también podría decirse que todo empezó mucho antes, cuando era aún un niño; me divertía mucho contarle historias a mi hermano pequeño para entretenerlo y hacerle reír. También me gustaba mucho leer, hacer redacciones y comentarios de texto. Me encantaba escribir y siempre buscaba la mejor manera para embellecer la expresión y la forma. Es curioso, pero de esto último me acabo de dar cuenta ahora, respondiendo a tu pregunta. Pienso que todo empezó entonces, en la infancia. Supongo que quería ser escritor sin saberlo.

2. ¿Cuál es el mensaje que quiere transmitir con sus libros?

No hay ninguno concreto, o dicho de otro modo, son muchos y diferentes en cada libro. Mi actividad literaria es una extensión de mi propia personalidad. Soy curioso por naturaleza, y voy de un tema a otro en función de las preguntas o ideas que me llaman la atención o me parecen atractivas o fascinantes. De todas formas, siempre hay algo que tengo muy en cuenta: ante todo, busco que las historias entretengan y emocionen. Pienso que las emociones son la raíz más profunda de la esencia del ser humano, más incluso que los pensamientos. Así que, cuando existen mensajes en las historias, que los hay, suelen plantearse de modo sutil, rara vez de forma directa. Prefiero lograr una sensación a través del conjunto, es decir, ser más sugerente que explícito en los mensajes, sobre todo en los cuentos.

3. ¿De dónde surgió el interés para escribir libros?

Además de lo que comentaba antes en la primera pregunta, también está el hecho de que, cuando leía algo que me gustaba mucho, quería encontrar otra historia que me causara una impresión similar. No siempre era tan fácil de encontrar… Incluso a veces era frustrante. Esto me pasó por primera vez con los cuentos clásicos. Cuando no me quedaron más que leer sentí un gran vacío. Siempre quise que hubiera más, así que gran parte de mi motivación para escribir encuentra en esto su sentido. Ahora, cuando escribo, deseo crear las historias que me hubiera gustado haber leído entonces, además de otras nuevas acordes con mis gustos literarios actuales.

4. Desde niño, ¿pensabas que serías escritor?

Creo que me anticipé a esta pregunta (sonrisa).

5. ¿Qué fue lo primero que escribió?

Como escritor profesional, La sangre de Dios. Fue mi primera novela, motivada por tres hechos fundamentales que por aquella entonces me llamaron la atención: el proyecto para la constitución europea, la manipulación genética y el terrorismo derivado del fanatismo religioso. La acción transcurre en el año 2066, en una Europa unida. En este contexto, cuatro virus están exterminando a la humanidad. Detrás de esto se oculta una secta que concibió la idea de adelantar el Juicio Final. Pienso que el fanatismo y la tecnología combinados pueden ser algo extremadamente peligroso. Como aficionado, realmente no lo sé. Todavía hoy hay amigos que dicen tener algún relato escrito por mí y yo no lo recuerdo…

6. ¿Cómo te convertiste en escritor?

Podría decir que ser finalista en un certamen literario mientras estaba en el instituto, supuso un gran punto de partida. Sin embargo, convertirse en escritor profesional es ya más costoso. Requiere años de trabajo, aprendizaje, esfuerzo, sacrificio y dedicación. Es muy complicado por la gran cantidad de publicaciones que se producen cada año (alrededor de 70.000 en España) y el alto número de nuevos autores. Ante tanta oferta, depende mucho del azar tener un éxito importante, por eso la mayoría de los escritores llegan a serlo a través de una trayectoria profesional continuada.

7. ¿Cuándo te enamoraste de la literatura?

Desde antes que supiera leer. Cuando mi madre me leía cuentos al acostarme.

8. ¿En tu casa había muchos libros?

Más bien muy pocos, pero siempre se preocuparon de que, a medida que yo iba creciendo, irme regalando los grandes clásicos de la literatura infantil y juvenil. También recuerdo ir con mi madre muchas tardes a la biblioteca pública que había cerca de mi casa cuando era niño, y después yo mismo hasta que ésa se me quedó pequeña y empecé a ir también a la de la diputación y, más tarde, a la provincial. Hasta los catorce años leí mucho, aunque lo cierto es que de los quince a los veintiuno bajé el ritmo. Durante este período comencé a acercarme a la literatura contemporánea (El señor de los anillos, El nombre de la rosa, El perfume, Un mundo feliz…), pero todo hay que decirlo, estuve más centrado en las relaciones sociales (sonrisa). Después volví a recuperarlo…

9. ¿A qué edad te diste cuenta de que querías escribir?

De que quería, no lo sé, pero de que me iba a atrever a hacerlo, mientras estudiaba el segundo curso de la carrera de Historia.

10. ¿Tienes alguna anécdota interesante?

Sí, al hilo de la pregunta anterior. Mientras estudiaba historia medieval en la universidad se me ocurrió la idea de la segunda novela que escribiría, Balarian. No acababa de decidirme a desarrollarla, porque interferiría en mis estudios, pero poco después cayó en mis manos El alquimista de Paulo Coelho y, tras leerlo, me pregunté si estaría dispuesto a pasar por todas las vicisitudes que le suceden al protagonista para hacer realidad mi sueño, y me dije que sí. Y así empezó todo, mediante la lectura de un libro. Luego también me acompañaría Martin Eden de Jack London. Fueron para mí dos libros fundamentales a partir de entonces.

11. ¿Tienes ya pensado tu próximo libro?

Sí, lo estoy escribiendo. Leer Las mil y una noches me impactó muchísimo. Era fantasía pero con un toque exótico importante que luego trasladé a Narsú y el collar mágico, y Leyendas de Arabia. Con esta nueva obra volveré a introducirme en ese cautivante escenario.

¿Puedes adelantarnos algo?

No mucho más, ya que he empezado hace muy poco a escribirla. Sin embargo, siguiendo la tendencia que inicié en 2007, hacia febrero-marzo de 2009, saldrán a la venta otros dos libros infantiles de aventuras y una nueva colección de doce cuentos, El bazar de los sueños.

12. ¿Cómo ves el futuro?

Con ilusión. Como en todo, lo más difícil es empezar. Luego comienzan a venir los resultados…

13. ¿Cuáles son tus libros y escritores preferidos?

Quizá ésta sea la pregunta más difícil de contestar, porque cada libro me aportó algo diferente según la edad, el género y el momento… Creo que por eso a esto nunca daré una misma respuesta, pero por decir tres, siendo niño El ruiseñor y la rosa de Óscar Wilde; como adolescente Grandes esperanzas de Charles Dickens; y como veinteañero, Sinuhé el egipcio de Mika Waltari. Aunque también podría decir Miguel Strogoff de Julio Verne, La historia interminable de Michael Ende, Siddartha de Herman Hesse, Leyendas de Bécquer, El arte de la prudencia de Baltasar Gracián, El árbol de la ciencia de Baroja… En fin, hay muchas etapas en la vida, muchos géneros, y muchos grandes libros.

14. ¿Qué responsabilidad tienes como escritor para los niños?

Una muy grande. A diferencia de la televisión y el cine, la lectura requiere un aprendizaje y un esfuerzo que hacemos en la infancia. Si no se consigue que en esa edad la lectura se vea como algo entretenido, difícilmente se cambiará de opinión en las demás etapas de la vida. Y eso es una lástima, ya que los libros transmiten una emotividad, plantean y resuelven conflictos universales a una profundidad que ningún otro medio de entretenimiento puede lograr. Un buen libro puede cambiar una vida o una época. Difícilmente ninguna otra rama del arte puede hacerlo. En los libros hay una riqueza inmensa, pero como tesoros ocultos, si no se buscan, permanecen perdidos. Por eso pienso que lo más importante para esa franja de edad es conseguir que se diviertan leyendo. Es semejante a proporcionarles un mapa para que más tarde puedan encontrar los tesoros.

15. ¿Escribes pensando en los niños/ lectores... o desde tu propio Yo mismo?

Cuando escribo cuentos o libros infantiles viajo al País de Nunca Jamás; vuelvo a la edad que tenía cuando los leía y me dejó llevar por las mismas emociones de entonces.

16. ¿Qué es lo más gratificante de su profesión?

Una frase cuando no es un simple cumplido: «Me ha gustado mucho tu libro».

17. ¿Qué es lo más frustante?

No poder escribir a la velocidad a la que pienso e imagino. Las ideas y proyectos son cada vez más numerosos, y el tiempo demasiado escurridizo.

18. ¿Por qué te interesan tanto los niños?

Por dos motivos. En primer lugar, porque yo también lo fui. Y en segundo, porque desgraciadamente en España, antes de la transición, apenas se tenía en cuenta a esta franja de edad. Creo que es muy necesario enmendar esta situación para que la literatura nacional cubra esta carencia. Llevamos un retraso muy importante, casi dos siglos, ya que en otros estados europeos la literatura infantil y juvenil se inició ya durante los siglos XVIII y XIX, e incluso antes, y nosotros prácticamente apenas llevamos treinta años. Esta incomprensible situación afecta, obviamente, al sistema educativo español, y por extensión, también al fomento de la lectura…

19. ¿Qué número de cuentos llevas publicados en tu trayectoria de escritor?

Diecinueve cuentos, agrupados en dos colecciones: Los bosques perdidos y Leyendas de Arabia. En 2009, con dos nuevas colecciones (El bazar de los sueños y La cueva del tesoro) que tiene previsto publicar la editorial Edimater, sumarán cuarenta y tres, además de los libros infantiles Narsú y el collar mágico, Este circo es un desastre y Las preguntas de Nair.

2 comentarios:

TERESA VARGAS FERIA dijo...

Interesante...con mas tiempo lo ire leyendo..
un saludo.

la_sombra dijo...

hola tu blog esta muy bueno te felicito
te mando un gran saludo desde medio oriente israel
http://elbohemiodelanoche.blogspot.com/

Publicar un comentario